en el olvido…

hay ocasiones en las que me siento al borde de mi pequeña cama (literal, la que tengo desde que dejé la cuna) después de estar un rato divagando por el internet y, mientras escucho un poco de música relajante, medito sobre mis relaciones interpersonales; todas ellas: mi papá y mi mamá (aunque haya fallecido sigo teniendo una relación con ella), mi hermano, mis abuelxs (que ya tampoco están), mis mejores amigas, mis amigxs de la universidad y de la escuela, la gente que he conocido a lo largo de mi vida y me doy cuenta de que en la mayoría de ellas soy yo quien falló, dirán ¿fallar en qué o cómo?

me refiero a fallarle a mis relaciones de 2(a veces 3) formas: o las descuido pensando en que ellxs se preocuparán por mí y me llamarán para saber cómo estoy e invitarme por un café o  a comer, y querer ayudarme con mis broncas; o la otra, que me la paso en un estado de ego al máximo y no pongo el compromiso que debería a esa relación, al contrario  hago que la relación se centre en mí y no en la otra persona y menos en el conjunto… y se preguntarán ¿por qué puso ‘a veces 3’? porque en el peor de los casos hago las dos cosas juntas.

hoy por hoy, y gracias a las últimas experiencias que viví durante el 2014, me di cuenta de que soy yo la que tiene el poder de cambiar todo eso y que mis relaciones son y serán tan positivas o negativas como yo lo permita; nadie más tiene la culpa de lo que yo decido y es por eso que asumo la responsabilidad de mis decisiones… no todas serán las mejores, es más, la mayoría serán probablemente regulares y varias serán pésimas, pero ahora hay un factor muy importante en juego: YO asumiendo las consecuencias de todas esas decisiones.

sé que muchas de mi relaciones pasadas que terminaron mal fue por eso pero no soy ninguna víctima de las circunstancias, en los últimos 6 años tomé decisiones que cambiaron mi vida de forma drástica, defendí quién soy y lo soy y represento; sabía del costo y aunque los primeros 4 de esos seis no lo quería entender y aceptar, ahora lo sé y lo acepto. sé que si hubo personas que se fueron de mi lado por ser una mujer transexual, no es mi culpa; ni quiero tampoco culparles e esas personas. fue el conjunto de circunstancias y de prejuicios que hay en nuestra sociedad lo que impidió estas relaciones. a muchxs de ellxs les extraño y recuerdo con cariño, y el resto sencillamente decido no guardarles ningún rencor y espero que en palabras del Sr. Spock “tengan una vida larga y próspera”.

hoy decido que mis relaciones no serán banales, y que cada persona que conserve a mi lado será por que le tendré un genuino cariño y que cuando no esté, seré sincera sobre mis emociones.

P.D.
si nos conocemos en persona ten por seguro que me refiero a ti al escribir esto, y te pido una disculpa si te he confundido, lastimado o defraudado con mi actitud. quiero que sepas que no hay excusa pero que sí me lamento haber actuado así. y para lxs que solo nos conocemos por medios digitales, sepan que también aplica aunque de forma menos intensa, les mando mucho cariño a través de estas palabras.

por último un gran favor… dejen un comentario sobre cómo creen o sienten que les he fallado como amiga o compañera o como me vean, y haré mi mayor esfuerzo por ver que no vuelva a pasar…

 

aprecio que dejes tu comentario, por favor...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s