paciencia… y a vivir

hay días como hoy en los que no sé ni cómo ni porqué me siento con una impaciencia por que algo importante suceda…

no sé si es la ansiedad por disfrutar apasionadamente la vida, la falta de claridad en mi futuro, o ese afán eterno de querer devorarme el mundo cual adolescente en pleno ataque hormonal, pero lo que si sé es que la vida no funciona así, la vida pide ir un momento a la vez, un paso frente del anterior y no dos o más.

esto se los cuento por varias razones: la primera (la más importante), por desahogarme; la segunda, porque creo que esta reflexión les podrá servir en su vida como a mí. la verdad es que he asumimos mucho en nuestro recorrido por la vida diaria, basamos nuestra existencia en conjeturas que no siempre están fundamentadas y es así como se llega a esta impaciencia, pero si se tiene un control sobre las emociones, y sabemos sobreponer por un instante la razón a la pasión, es ahí cuando logramos evitar el sufrimiento.

creo que cada día que pasa es una prueba y las más difíciles son días como el que hoy tuve donde las pasiones y las emociones demandan cosas que son, en algunos casos, irreales e irracionales. es en estos momentos cuando debemos como personas dotadas de cierta inteligencia superar a los instintos y pensar detenidamente dónde estamos en nuestra vida, evaluar cómo nos estamos comportando y porqué estamos reaccionando a nuestras circunstancias de la forma en la que lo hacemos.

cuando contestamos estas preguntas de forma honesta es cuando podemos sobrellevar esa sensación de ansiedad por vivir, y es cuando realmente disfrutas esa vida.

mi consejo vive plenamente, pero no te dejes llevar, siempre mantén paso firme, fluye pero no desboques; y lo más importante de todo, disfruta cada momento porque es único.

 

PD. cuéntame si te ha sucedido esto y cómo disfrutas tu vida… saludos desde este lado de la pantalla.

One thought on “paciencia… y a vivir

  1. Claro que me ha ocurrido, varias veces… O tal vez demasiadas. Y regularme en esos lapsos si llego a dejarme llevar por las emociones y me siento ansiosa, mucho.
    Pero con todo y todo, también considero que estar del lado contrario, en la rutina o en el vacío… Incluso en la comodidad, puede ser negativo.
    Esa pasión es la que nos impulsa. Yo voy aprendiendo que no hay que dejarla volar pero tampoco reprimir. Y seguir caminando.
    Te quiero mucho. Creo que escribí medio enredado, me arde un ojito, je.
    Besos, preciosa.

aprecio que dejes tu comentario, por favor...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s