de vida y de muerte…

hace unos días viendo la alegría con la que mi perrita jugaba con su hueso de juguete, empezó en mi cabeza a rodar una idea sobre lo insignificante que a veces nos parece la vida, como la damos por sentada y como no vemos lo bella que es.

mientras viajo y veo los paisajes donde hay siempre algo que descubrir, los otros caminos que no he recorrido, las demás personas que siguen sus propias sendas; es en ese momento cuando me pregunto ¿qué caso tiene estar en esta vida sino para disfrutar? es en ese momento cuando decido renovar mi auto-compromiso de aprovechar al máximo mi presencia aquí, este plano, universo, mundo; esta, dimensión, realidad, vida o como quieran llamarle y pongo nuevamente en alerta constante mis sentidos: mi vista, para observar la belleza de la naturaleza y también de lo cotidiano; mi gusto, para probar cada nuevo sabor que encuentre y complacerme con los que ya conozco; mi oído, para escuchar el detalle de los sonidos que normalmente todxs pasamos por alto, deleitarme con la música y con las conversaciones de la gente que sabe enseñar; del mismo modo con mi tacto, para percibir las sensaciones que mi piel pueda y reconocer las texturas de las telas, de los muros de una casa o de la pintura en mi lienzo, así como también del contacto de la persona que tengo cerca y que quiero o de la que estrecho su mano por primera vez; también mi olfato, para oler cuanto aroma exista, deleitarme con los perfumes y marearme con los hedores del campo y la ciudad. y sin lugar a dudas, deseo cultivar aún más mi mente, desarrollando las capacidades que no tienen el nivel que yo desearía para ellas e igualmente mantener y elevar el de las que ya poseo para poder entender mi alrededor, el mundo y su belleza extraordinaria. disfrutar este estado del cuerpo al que llamamos vida.

¿qué hay después de esto? yo no lo sé, pero sea un sueño eterno, una existencia alterna, una reencarnación, el cielo o infierno, o la nada, no me importa y no pienso en ello, sólo sé muy dentro de mi que donde quiera que vayamos a dar después de esta vida me interesará cuando llegue ese momento y mientras estoy aquí para disfrutar… ¿qué? todo, a mi misma, para conocer esos detalles que me desconozco o que no acepto; a mi familia, que con todo procuran lo mejor para mi; disfrutar a mis amigas y amigos, para gozar cada momento que pueda compartir con ellas y ellos, gozar del mundo que me rodea y del que me falta por conocer con todos sus encantos como el mar, con su color profundo y sus olas; la tierra, con ese particular aroma antes de llover; el cielo azul, con sus nubes que adquieren mil y un formas para complacer a mi volátil imaginación; las montañas, con su imponente tamaño como una prueba a desafiar; los bosques, con sus sonidos tan pequeños pero tan hermosos; las ciudades, con sus edificios y lugares que tienen tantas historias que contar; quiero gozar todo esto antes de partir al siguiente paso, que como ya dije desconozco cual sea.

mi consejo es, no se preocupen por lo que viene por que es completamente incierto. disfruten el día a día, lo cotidiano que por repetitivo que parezca siempre es diferente si nos proponemos verlo así, amen como si el sentimiento los fuera a hacer explotar porque no lo pueden contener dentro de ustedes, luchen por hacer de ustedes mismos mejores personas de las que fueron el día anterior, déjense llevar, bailen y mójense en la lluvia sólo porque sí ¡disfruten cada momento por que es irrepetible!

solo espero que con esta pequeña reflexión les ayude a seguir adelante y ser personas más plenas y felices.

aprecio que dejes tu comentario, por favor...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s