la vida, pero… ¿de quién?

más de una vez he leído una cita anónima que dice así:  ‘dime como vivir, cuando tu vida sea un ejemplo’…
y de eso quiero escribirles en esta ocasión, de como las personas que nos rodean afectan nuestra realidad desde como vestimos, hablamos o nos referimos a los demás; que comemos, bebemos o consumimos hasta cosas como con quien compartir una unión o como vivir nuestra sexualidad o como nos hacemos llamar… en general como vivir.

al parecer (y no creo que cambie) todos tenemos una opinión de como deben vivir los demás en cuanto a nuestro propio marco referencial dice, y lo cual no está mal siempre y cuando entendamos que nuestra opinión es sólo eso una simple opinión y que no tenemos ni tendremos derecho de imponerle a nadie esa opinión.

me refiero a imposición en muchas formas, desde una forma directa como cuando tu papá o mamá te ordenan cambiarte porque lo que te pusiste parece ‘impropio’, cuando un profesor te dice que para ser creativa tienes que entregar un proceso de bocetaje mínimo de 10 hojas (me proyecté, lo sé), cuando un(a) amigx te dice que para de verdad ser mujer hay que ser de tal  o cual forma (de nuevo me proyecté… jaja), cuando te dice tu familia que deberías estudiar o que lo que escogiste como carrera es una pérdida de tiempo, cuando una pareja te dice que dejes a ciertas amistades porque según su opinión no te convienen; esas son imposiciones directas pero también las hay de formas más sutiles como cuando tus padres te regalan cierto tipo de ropa con el pretexto de que quieren que te veas ‘mejor’, o cuando una pareja te dice que prefiere que coman y/o cenen en ciertos lugares porque es ‘bueno’ para ti; y es cuando llegamos a los famosos chantajes sentimentales  donde tratan de apelar a lo que sientes por alguien más o por algo para que alguien más te dicte como hacer o ser.

es de mi creencia que muchas veces estas opiniones convertidas en “”sugerencias”” son con la mejor de las intenciones por parte de quien nos las hace, pero siempre olvidan algo muy importante: a ti, a lo que sientes, a lo que crees, a lo que opinas, a lo que decides. también me queda muy claro que al final somos cada unx de nosotrxs quien decide si hacemos caso de estas opiniones pero la realidad es que sí legan a afectar nuestras decisiones o en el peor de los casos lo que sentimos por esas personas; y que muchas veces solo es un enojo o descontento temporal, pero en otras ocasiones es terminar relaciones de años (amistades, parejas, familiares, la que quieran) y mandarlas al olvido, lo cual en un mundo ideal es algo muy triste.

yo confieso que a lo largo de estos últimos 3 años en los que he estado siguiendo a mi corazón y mi alma y transformándome en lo que sé que siempre he sido, he perdido a muchas personas que a lo largo de mi vida conocí y muchas con las que tenía muy buena relación, otras no tanto pero aun así se tuvieron que ir porque descubrí que opinen lo que opinen yo decido quien soy y como vivo.  acepto que también que ha habido gente que ha sabido opinar y no imponerse, las opiniones siempre deben ser recibidas ya que construyen la parte critica de nuestra personalidad, pero esa misma parte debe saber que tomar y que no, no podemos estarnos doblando ante cada una sólo porque nos dicen que ‘nos conviene’ o que ‘es lo mejor para nosotrxs’

yo he aprendido ha saber decir: ‘es mi simple opinión, pero es tu decisión‘, porque no puedo decirle a nadie como vivir cuando yo misma no siempre hago buenas decisiones, porque mi vida no es ‘ejemplar’ (¿qué es ejemplar?, eso será para otro post) ni soy una eminencia en ningún campo o rama, es más, para muchas personas a mi alrededor resulto amoral e inadaptada, sé que tango tantos o más defectos que virtudes, pero aún así y sobre todo puedo opinar basándome en mis propias experiencias por muchas o pocas que pudieran ser.

lo que quiero decir al final de cuentas es lo que reza un sabia frase cuyo autor desconozco: ‘vive y deja vivir’…

PD. les agradezco de antemano un comentario, y que lo compartan en las redes sociales de su preferencia.

One thought on “la vida, pero… ¿de quién?

  1. *Aplausos*
    Cuando yo ando enojada, casi siempre es por esa razón. Todo mundo cree saber lo que es mejor para ti y les vale lo que TÚ quieres.
    Especialmente hoy me ha levantado un poco el ánimo leerte🙂
    Besos

aprecio que dejes tu comentario, por favor...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s