locura o sólo entendiendo nuestra identidad…

alguna vez alguien me pregunto que si estaba mal de la cabeza por decir que quería cambiar el sexo de mi cuerpo…  la respuesta es: no de la cabeza, del resto…

¿a qué me refiero con esto? pues es muy fácil de explicar, pero creo al mismo tiempo que para muchxs es muy difícil de comprender. la cuestión es que al momento de mi gestación, cuando mi ADN y sus subsecuentes detalles se formaban, el curso de la naturaleza cometió un tropezón y en vez de finalizar mi serie de cromosomas en de terminar en XX (mujer),  terminó en XY (hombre) pero al parecer mi cerebro no se enteró de dicho asunto y quedo configurado para tener el set XX.

el problema es que nuestra ‘zoociedad’ entiende solo de órganos genitales y no de razonamiento, ésta piensa que tener un pene hace a un hombre y una vagina a una mujer; no se detiene a entender y analizar varias cosas: primero, el género es una construcción social; segundo, la identidad sexual se origina de forma biológica; tercero, la sexualidad no tiene relación directa con la identidad sexo-genérica; cuarta, el sexo de una persona esta divido en 3 componentes: psicológico[auto-género], gonadal [genitales] y cromosomático [ADN]y en ningún momento tienen que ser iguales.

después de esta explicación técnica sigo conmigo… nací con cerebro de niña en un cuerpo de niño, y como ya expliqué sobre la ‘zoociedad’, mis padres tuvieron a bien a construirme una imagen de género bien masculina (cosa que no me agradó pero no podía opinar ¿verdad?) y venderme el rollo de que yo era hombre. así pasaron los primeros 12 a 13 años de mi vida y que llega la pubertad donde vi alteraciones en mi cuerpo que me empezaron a producir un sentimiento de incomodidad, por que yo veía como los cambios en los cuerpos de mis compañeritas de la escuela eran diferentes de los míos (digo ya saben que cambios ¿no?) y empecé a darme cuenta que mi cuerpo estaba mal, no mi cabeza. comenzó mi adolescencia con más confusión de la que yo creo cualquier buen psicólogo hubiera anticipado. y esto por que seguían ocurriendo más cambios, pero además había detalles que no concordaban con los cambios de mis compañeros, casi no me salió vello ni facial ni corporal (lo cual hoy agradezco), mis piernas en vez de ser flacas se volvieron torneadas y gruesas (mi mamá –qepd–  me decía: piernas de señorita), se me levantaron y redondearon las pompas,  y otros detalles que no concordaban con ‘mi sexo’ pero que me aliviaban por dentro (¡aguas y lo exteriorizaba!).

de esta forma llegue a los 15 y empecé a querer vestir más como niña que como niño, incluso me ponía la ropa de mi mamá cuando no había nadie en casa; aunque si fui sorprendida más de una vez y ameritó varios regaños de mi padre y muchos cuestionamientos de mi mamá, que su vez me llevaron a cuestionarme a mi misma. así pasaron varios años en los que sentía que mi cuerpo no era el que me correspondía pero ignoraba todo sobre la transexualidad y sus definiciones y tecnicismos, hasta que llegué a la universidad y con la llegada de google comencé a investigar y así encontré todo un universo de respuestas pero también de personas como yo: con dudas, esperando apoyo y comprensión, con miedo a ser rechazadxs; es ahí cuando supe que era lo que me pasaba. durante ese tiempo en la universidad conocí a la que sería no sólo mi terapeuta sino también mi amiga y consejera, y que me abriría el camino a entenderme y saberme mujer: Agnes Torres. gracias a ella entendí por completo lo que soy: una mujer transexual de masculina a femenina.

el hecho es que mi identidad siempre ha sido mujer, solo tuve que interpretar el rol de hombre casi 30 años porque las normas familiares y sociales así lo indicaban (¡y que actuación!). así inicié hace 2 años un proceso hormonal que no va a detenerse, y que en un futuro no taaan lejano (espero) me someteré a una cirugía de reasignación de sexo conocida como neovaginoplastía  la cual corregirá lo que sí estaba equivocado… mi cuerpo y no mi cabeza.

el día que la gente entienda que simplemente soy una mujer atrapada en cuerpo de hombre (el cliché, lo sé), entenderán que este camino es mi camino hacia ser una persona completa y feliz.

aprecio que dejes tu comentario, por favor...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s